22.2.12

Restaurando el secreter y la especiera.

Llevo días sin escribir y sin conectarme mucho a internet, no es por que no quiera. No!! La verdad tenía muchas ganas de ir escribiendo. Pero estos días el secreter ha ocupado gran parte de mi tiempo.

Desde que compré el secreter ha sido mi objetivo restaurarlo y dejarlo muy mono para mi estudio. Aproveche de paso, para restaurar también una pequeña especiera que encontré en la deixallería.

Recuerdo aquella tarde...que momento más idílico. Entré a la tienda de muebles de segunda mano (me encanta ir a esta tienda, consigues unos tesoros a unos precios increíbles!! segona ocasio en granollers) y buscando entre sus pasadizos por fin lo vi!! estaba ahí!! rodeado de muebles con carcoma, de muebles grandes, de armarios..se veía tan indefenso! No dude ni un solo instante en que era lo que quería. Llevaba buscando uno así desde hace varios meses, incluso en tiendas de muebles en Francia...era imposible encontrarlo.

Pero bueno finalmente apareció!! Es de madera contrachapada. Así que tendría que tener cuidado para poder dejarlo en muy buenas condiciones.


Una de las partes que más me preocupaba era la estantería interior, había sido pintada en rojo directamente sobre la madera. No se podía decapar y era difícil de lijar. Así que lijé hasta donde pude y pinté directamente con esmalte sobre la pintura roja.

Lo primero que hice fúe ponerlo en su rincón, para ver como quedaría, si quedaban bien las cosas que quería...en fin visualizar como quería dejarlo.

Para restaurarlo estos son los materiales que use
decapante de pintura titan
sellante titan
cera para resanar madera
esmalte satinado blanco piedra titan
aguarrás o disolvente 
lana de metal
lija 220
betún de judea
destornilladores
alicates de corte
brocha
espátula metálica
rodillo
pulidora
trapos de algodón

Lo primero que hice fue quitar todos los tiradores, bisagras y cerraduras. 
Después aplicar decapante en las superficies. Dejando actuar según indicaciones del frasco.
Lo retiré con espátula y con lana metálica en algunas partes.

Decapando y quitando el gel decapante. Hubo dos tiradores que casi no puedo quitar, esté es uno de ellos.

y esté, el del cajón es el otro tirador que casi no puedo quitar. Tenía el tornillo tan oxidado que no tenía marcada la cabeza para encajar con el destornillador.
Limpié con un trapo humedecido con disolvente. Rellené las ralladuras e imperfectos con la cera para resanar madera. En mi caso utilice el color blanco. Después de rellenar cada agujerito, quite el exceso con ayuda de la espátula.


resanando ralladuras y pequeños agujeritos
Pasé la pulidora con la lija 220 para dejar la superficie lisa.

Nuevamente pase un trapo humedecido con un poco de disolvente para poder quitar el polvo y dejar listo para imprimar.

lijando los cajones. arriba antes de lijar, abajo despúes de lijado.
Apliqué con una brocha y de manera un poco grosera una capa de sellante titan para preparar la superficie. me interesaba que quedara un poco rústica la superficie para que al patinar se viera muy sutil la textura.

los cajones y la repisa interior

tapas, puertas y cajoncitos

imprimando groseramente...U.U


Deje secar la imprimación y la lije con lija 220.

Apliqué con rodillo una capa de esmalte sintético satinado blanco piedra de titan. Lo dejé secar 24 horas, lijé suavemente de nuevo con lija 220. Pasé un trapo para quitar el exceso de polvo. Apliqué una segunda capa de esmalte y de nuevo dejé secar durante 24 horas.

comenzando a dar la primera capa de esmalte
Después de dejar secar lijé suavemente con una lija 220, pasé un trapo para quita el polvo. 
Como quería dar un aspecto muy sutil de envejecido disolví un poquito de betún de judea de titan con disolvente. Con ayuda de un pincel muy fino repasé todos los contornos de las molduras. Dejé secar 30 minutos. Con un trozo de lana metálica untada con cera para muebles embetune el mueble y los contornos. Dejé secar durante media hora más y finalmente lustre con un trapo de algodón limpio.

Betún de judea diluido aplicado en los contornos.

Limpiando el betún de judea y encerando el mueble

patina en la repisa

Ahora solo queda conseguir unos pomos que me gusten y que vayan bien con el estilo del mueble.

Ha sido un trabajo entretenido y de mucha paciencia. Pero viéndolo ahora realmente creo que ha valido la pena.

El secreter y la especiera restaurados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Ten un bonito día!

Entradas populares